-
-
1.026 m
533 m
0
4,3
8,6
17,28 km

Visualizado 1317 vezes, baixado 25 vezes

próximo a Palazuelos de Cuesta-Urria, Castilla y León (España)

Ruta realizada por el grupo de senderismo SERMAR el 29/03/2014 (Guía JOSU)
Iniciamos la ruta en la localidad de PALAZUELOS DE CUESTAURRIA perteneciente al municipio de la Merindad de Cuesta Urria.
Desde aquí tomamos dirección Sureste siguiendo la estrecha carretera que en unos 800 mts nos acerca hasta el embalse de Cillaperlata en el río Ebro.
Este sitio destaca por la espectacularidad del agua cuando el río viene crecido.
Pasamos por el estrecho puente de la presa. Hasta mediados del siglo XX había una barca que transportaba a los vecinos de una parte a otra del río.
Llegamos a CILLAPERLATA, localidad que conserva desde el siglo XII la imagen de la Virgen de Covadonga. Se trata de la talla más antigua que hay en toda España después de que la talla que se conservaba en Asturias fuese pasto de las llamas en el siglo XVII y remplazada por otra escultura.
Atravesemos el pueblo de Norte a Sur. Pasamos junto a los lavaderos y continuamos por la carretera. Cuando ésta se bifurca seguimos por la de la izquierda (dirección SSE).
En unos 300 mts tomamos un camino que sale a nuestra derecha. Caminamos por él unos 400 mts hasta que encontramos una valla ganadera que atravesamos.
En otros 500 mts llegamos hasta las ruinas del monasterio de San Juan de la Hoz. Está claro que son ruinas para aquél que no sepa ver más allá, pero incluso así este lugar impresiona, más aún con el bonito fondo de la Hoz formada por los montes de la Sierra de la Llana y de los bosques que los rodean. El monasterio ya aparece documentado en el año 790, e incluso se le sitúa como sepultura del rey Fruela. En este lugar hubo una iglesia prerrománica, visigótica, algunos restos han aflorado dentro del recinto de origen románico del siglo XII. También constan restos de un osario y de un claustro.
Regresamos al camino y tomamos una senda en dirección Norte que en unos 300 mts nos acerca a una ladera de roca caliza donde se encuentra una necrópolis de tumbas antropomorfas que contienen 84 cavidades de diferentes tamaños, que probablemente correspondan al cementerio del primer monasterio.
Tras estos 3 primeros kms histórico-culturales, acompañados por un miembro la Asociación Recreativa y Cultural de Cillaperlata que desinteresadamente nos guió, continuamos nuestro camino senderista. Avanzamos en dirección NW por una senda entre pinos resineros que nos indican que antaño formaron parte de la economía local con la extracción de la resina.
En tan solo 250 mts alcanzamos una pista forestal que tomamos a nuestra izquierda comenzando una fuerte ascensión de unos 2,7 kms entre pinos y bojs. Según vamos ganando altura vamos contemplando el impresionante valle del Ebro y las localidad cercanas, así como los riscos de las sierras cercanas.
Llegamos a un cortafuegos que tomamos a nuestra derecha. Caminamos unos 500 mts y llegamos hasta una laguna-abrevadero para el ganado.
Alcanzamos una nueva pista que seguimos hacia la derecha (dirección Oeste). Otros 2,5 kms y alcanzamos el Pico Miradores (Miradores de Susenes), desde donde disfrutamos de unas maravillosas vistas del desfiladero de la Horadada, brecha abierta por el Ebro entre las sierras de la Tesla y de la Llana. Aquí se encuentra la unidad de vigilancia de incendios forestales lo que da una idea de la vista y de la extensión de terreno que se puede contemplar.
Regresamos por el mismo camino a lo largo de 2 kms hasta llegar una línea de alta tensión. Junto a los indicadores comenzamos un fuerte descenso en dirección Sur y en unos 800 mts llegamos al refugio de Pociles y la fuente de Chorte. En este lugar de esparcimiento con mesas aprovechamos para hacer una parada y reponer fuerzas.
Volvemos al camino y continuamos el descenso. En 500 mts llegamos a una bifurcación.
Tomamos la pista de la derecha (dirección Oeste) y en 1,2 kms llegamos a la carretera asfaltada.
Tomamos dirección Oeste (a nuestra derecha) y en otros 800 mts llegamos al desfiladero del Oca.
Aquí tomamos el paseo peatonal que junto al Río Oca por un lado y al trazado del inacabado ferrocarril Santander-Mediterráneo por el otro, nos lleva a lo largo de algo más de 2 kms hasta la localidad de OÑA, donde damos por concluida nuestra travesía.

Comentários

    You can or this trail