Hora  10 horas 40 minutos

Coordenadas 4088

Enviada em 15 de Junho de 2020

Registrada em Junho 2020

  • Avaliação

     
  • Informações

     
  • Fácil de fazer

     
  • Paisagem

     
-
-
2.437 m
1.670 m
0
5,6
11
22,49 km

Visualizado 96 vezes, baixado 8 vezes

perto de Caserío Huenes, Andalucía (España)

Intelligent Benchmark Prediction: IBP 132
¿Qué es IBP index?
ESFUERZO de una ruta = Forma física + Ritmo de avance + Climatología + IBP (¿+ nivel de estrés?)

RESÚMEN

Tipo de Ruta: Circular de ~22,5 km.
Tipo de Terreno: Pista (10%), Cauce de río (20%), Sendero/Vereda (70%)
Indicada para: Senderismo / Montañismo
Fecha: 14/06/2020

Ruta circular en compañía de Kminante del Sur. Podemos distinguir 7 tramos:
[1].- 5,5 km. Sendero de subida al Peñón de Dìlar.
[2].- 1,3 km. Cresteo.
[3].- 2,4 km. Senderodescensoa Chorreras del Molinillo.
[4].- 2,6 km. Cauce del Río Dílar.
[5].- 5,0 km. Vereda del Berreadero.
[6].- 2,4 km. sendero Sulayr.
[7].- 3,3 km. Pista de regreso.

ADVERTENCIAS:

TODO LO DESCRITO EN ESTA PÁGINA SON OPINIONES PERSONALES SUBJETIVAS Y NO IMPLICAN NINGUNA GARANTÍA. LA RUTA PROPORCIONADA ES UNA ORIENTACIÓN APROXIMADA Y NUNCA UNA VERDAD ABSOLUTA. ES RESPONSABILIDAD DE CADA UNO TOMAR LAS PRECAUCIONES NECESARIAS Y VALORAR SU CAPACIDAD PARA AFRONTAR LOS RIESGOS DE LA MONTAÑA.

La ruta tal como se ha realizado afronta una fuerte subida inicial. Seguimos senderos muy claros al inicio y algo más difuminados en la parte alta. Enlazamos con el Sulayr y lo seguimos hasta coronar el Peñón de Dílar. Atravesa mos las diferentes crestas y emprendemos el descenso hacia las chorreras delMolinillo. Alcanzado el Río Dílar seguimos su cauce en sentido descendente y siempre por el márgen derecho del cauce. Vadeamos el río en el Llano de los alacranes. Seguimos la Veredadel Berreadero. Enlazamos con el sendero Sulayr y descendemos por él hasta el Puente del Burro. Remontamos unos 100 metros de desnivel hasta alcanzar la pista. Continuamos por ella hacia el Collado del Tejo y desde este último descendemos hasta alcanzar el punto de partida.

EN RUTA:

Comenzamos a una altitud de casi 1.700 metros, en el centro de visitantes de La Cortijuela, al que se puede acceder tras 7 km de pista terrera desde el Mirador del Canal de la Espartera (cerca de la Zubia). En este punto contamos además con una fuente de agua potable donde refrescarnos al inicio y al final de la ruta.

(Inicio de ruta. La Cortijuela)

Tras una subida inicial de 1,7 km alcanzamos el Collado de las Matas, situado a cerca de 1.900 metros de altitud. Ha sido un trayecto agradable y fresco, a la sombra dela arboleda.

(Collado de Matas Verdes)

Al llegar al collado el bosque se abre a un gran prado verde. Giramos a la derecha y continuamos subiendo por el borde del bosque, aprovechando en lo posible sus protectoras sombras.

(Sendero al borde de los árboles)

Al finalizar la arboleda nos desviamos ligeramentea la izquierda. El sendero apunta ya directamente al Cerro del Mirador. Nos dirigimos al collado que hay a su derecha.

(Hacia el Cerro del Mirador)

Hacia el kilómetro 2,5 del recorrido nos situamos ya sobre los 2.050 metros de altitud, en el Collado del Pino. Desde allí apuntamos rumbo Sur. En el ascenso nos guiaremos por el Barranco de Benalcázar, el cual dejaremos siempre anuestra derecha hasta sobrepasar su cabecera.

(Collado del Pino. Vista hacia la Loma de Dílar)

A mitad del ascenso avistamos la cumbre aún nevada del Pico Veleta.

(Vista al Pico Veleta)

Superamos la cabecera del Arroyo de Benalcázar y continuamos subiendo en la dirección natural a que apunta el marcado sendero.

(Superando la cabecera del Arroyo de Benalcázar)

Damos un pequeño rodeo a la derecha para hacer un poco más fácil la progresión y enlazamos muy pronto con la Cañada Real de Padul. La seguimos en sentido ascendente, hacia nuestra izquierda, en dirección al Pico Veleta. No duramos mucho en el sendero, pues en cuanto divisamos las crestas del Peñón de Dílar nos dirigimos hacia ellas.

(Desvío de la Cañada Real de Padul hacia Peñón de Dílar)

Alcanzamos el Peñón de Dílar y desde sus roquedales disfrutamos de la hermosa imágen del valle del Dílar. Desde los 2.466 metros de este Peñón de Dílar la Sierra de los Alayos y el Pico Trevenque situados al fondo parecen menos duros de lo que realmente son.

(Valle del Dílar desde el Peñón de Dílar)

Continuamos cresteando y dejamos atrás sucesivos afloramientos rocosos, para llegar finalmente al último, el Peñón de Matías.

(Peñón de Matías)

El Peñón de Matías iguala en altitud los 2.466 metros del Peñón de Dílar, aunque tiene más personalidad. Le dedicamos un buen rato y disfrutamos de los paisajes que nos regala. En especial admiramos la impresionante panorámica del valle del Río Dílar, a los pies de las cumbres nevadas. Será nuestro camino de retorno.

(Peñón de Matías. Vistas al Río Dílar)

tras el último afloramiento rocoso,giramos a la derechay emprendemos el descenso en dirección a una zona llana que se divisa a media altura. Conforme nos vamos acercando divisamos mejor lo que fuera la Choza de Matías.

(Descendiendo hacia la Choza de Matías)

Cuando llegamos a su altura, el tamaño de las ruinas de su corral nos da una idea de la buena cantidad de ganado que debió albergar. Y mirando atrás se divisa la bien dibujada línea del sendero que venimos recorriendo.

(Corral y Choza de Matías)

El buen dibujo del sendero continúa visible hasta cruzar un pequeño arroyuelo a los pies de la Estación Radioastronómica del Pico Veleta. Cruzamos el arroyo y descendemos a la derecha hasta recuperar la línea delsendero un poco más abajo.

(Descenso desde la Choza de Matías)

Continuamos nuestro descenso y poco a poco las Chorreras del Molinillo ocupan cada vez más espacio en nuestro campo visual. Justo antes del último tramo del descenso nos quedamos embobados con la imágen del agua fluyendo desde las escarpadas alturas del Barranco Misterioso.

(Chorreras del Molinillo)

Nos desplazamos un poco a la izquierda, en dirección a la cascada, buscando el mejor senderuelo para llegar hasta el río. El tramo es inclinado y resbaladizo. Unos senderistas que suben nos sirven la pista de por dónde dirigir nuestros pasos.

(Descendiendo al río)

Nos paramos a comer y descansar sobre una piedra plana. Y mientras recuperamos fuerzas, disfrutamos del relajante sonido del agua, rompiendo por la cascada y las chorreras y fluyendo estrepitosa por el río. Las Chorreras impresionan por su altura, pero la abundancia del flujo de la cascada compite por atraer nuestra atención.

(Vista a la cascada)

En la fecha de nuestra ruta el Río Dílar tenía un caudal abundante que dificultaba vadearlo. Así pues lo fuimos siguiendo siempre por el márgen izquierdo. Ello nos obligó a sortear obstáculos de distintos tipos. El primero de ellos se encontró en la primera curva del río, tras abandonar la zona de las Chorreras del Molinillo. Éste era rocoso, pero otros serían zonas húmedas y embarradas, pendientes invadidas por arroyuelos laterales o laderas inclinadas de tierra suelta y piedrapequeña.

(Vista atrás, zona rocosa superada por su parte alta)

Más adelante el terreno del cauce se abre y da paso a pequeños llanos de hierba. En ellos se mueve libremente el ganado.

(Río Dílar. Zona llana y ganado)

Este terreno continúa siendo bastante cómodo de atravesar hasta llegar al Corral la Troncona. Hoy ya no es más que un muro de piedra, sin techo, donde recoger al ganado.

(Corral la Troncona)

A continuación el cauce se estrecha y los márgenes se hacen más rocosos. Y tras la siguiente curva el río se adentra en otra zona llana y cómoda: elLLano de los Alacranes.

(Llano de los Alacranes)

Esta zona abierta se acaba al llegar a una corrala de piedra en ruinas. El río comienza a girar suavemente a la izquierda y el cauce comienza a estrecharse. La corriente de agua se hace más intensa.

(Estrechamiento tras la corrala en ruinas)

En mitad de la siguiente curva del río nos encontramos con el único punto de vadeo viable. Aprovechamos un grupo de grandes rocas en medio del río que nos permiten ir saltando de una a otra hasta cruzar a la otra ribera.

(Zona de Vado)

Al avanzar por el márgen izquierdo vamos ganado altura y contemplamos la verticalidad de las paredes que flanquean el río al otro lado dela corriente. Hubiera sido imposible continuar la marcha sin cambiar de ribera.

(Muros verticales en la otra ribera)

El sendero que seguimos es la antigua Vereda del Berreadero. No parece que sea un camino muy frecuentado, pues las plantas lo invaden por todas partes. Aún así, sigue siendo practicable y nos permite avanzar con cierta rapidez.

(Vereda del Berreadero)

Cruzamos el Barranco Hondo, cuyo flujo de agua ha erosionado el camino. Las plantas y la erosión del agua nos obligan a esforzarnos constantemente para no perder la senda. Casi sin darnos cuenta hemos ganado altura con respecto al río. En realidad el sendero se mantiene en la misma curva de nivel, pero el cauce de la corriente fluvial se va hundiendo y se distancia más y más de nosotros.

(Barranco Hondo)

Y es por eso que cuando llegamos al enlace con el sendero Sulayr, el desnivel de ese punto con respecto al cauce del río supera los 300 metros. Desde ahí emprendemos un largo descenso, para volver a cruzar el Río Dilar.

(Enlace con sendero Sulayr. Descendemos, dirección al pico Trevenque)

El sendero comienza a inclinarse y poco a poco crea un zig-zag que nos lleva hasta el Puente del Burro tras unos 2 km de camino.

(Puente del Burro)

Una vez cruzado el río, tomamos un camino a la izquierda que asciende bruscamente y poco a poco se va estrechando, hasta situarnos en la pista, junto a una fuente.

(Enlace a pista)

Seguimos la pista hacia la derecha y vamos subiendo poco a poco. En una amplia curva tomamos una vereda de recorte y atajamos unos pocos metros. Y un poco más arriba nos situamos ya en el Collado del Tejo.

(Collado del Tejo)

Descendemos por la pista un par de kilómetros y terminamos la ruta refrescándonos en la fuente de la Cortijuela.

(Fuente de la Cortijuela)

Una ruta técnicamente poco complicada, pero con un trazado duro por el tipo de terreno a recorrer. en cualquier caso, la belleza del recorrido compensa con creces el esfuerzo requerido. ¡Disfrutadla!
"La meta es el camino"
estacionamento

La Cortijuela Inicio de Ruta

Passo de montanha

Collado de Matas Verdes

Interseção

Sendero a derecha

Passo de montanha

Collado del Pino

Waypoint

Subida a Loma del Dilar

Waypoint

Cabecera Arroyo de Benalcazar

Interseção

Cañada Real de Padul

Sendero al Pico Veleta
Waypoint

Desvío al Peñón de Dilar

pico

Peñón de Dilar

Waypoint

Cresta 2.449 m

Waypoint

Cresta 2.453 m

Pasar por su izquierda
pico

Peñón de Matías 2.466 m

Interseção

Descenso a la derecha

Ruínas

Choza de Matías

Interseção

Descenso

Waypoint

Descenso

Rio

Chorreras del Molinillo

Rio

Zona abierta

Ruínas

Corral La Troncona

Rio

Llano de los Alacranes

Ruínas

Ruinas

Waypoint

Zona de Vado

Seguimos la Vereda del Berreadero
Waypoint

Barranco Hondo

Interseção

Enlace con sendero Sulayr

Interseção

Cruce a derecha

Ponte

Puente del Burro

Interseção

Pista y Fuente

Passo de montanha

Collado Martín o del Tejo

Waypoint

Pinar

fonte

Fuente

Waypoint

Final de ruta




2020-06-14 La Cortijuela Peñón de Dilar Chorreras del Molinillo Río Dilar Vereda del Berreadero
Hora Inicio: 10:04 14 jun. 2020
Hora Fin: 20:45 14 jun. 2020
Distancia recorrida: 22,5km (10:40)
Tiempo en movimiento: 07:04
Velocidad media: 2,11 km/h
Vel. en Mov.: 3,18 km/h
Velocidad Máxima: 8,97 km/h
Altura Mínima: 1669 m
Altura Máxima: 2466 m
Velocidad Ascenso: 212 m/h
Velocidad Descenso: -186,5 m/h
Ganancia Altitud: 1033 m
Pérdida Altitud: -1038 m
Tiempo Ascenso: 04:52
Tiempo Descenso: 05:34

1 comentário

  • Foto de Kminante del Sur

    Kminante del Sur 17/jun/2020

    Eu fiz esta trilha  Ver mais

    Preciosa ruta para conocer el tramo alto del Barranco del Dílar. Parecía que íbamos a llegar tarde para disfrutar el deshielo primaveral, pero nada más lejos de la realidad. Las Chorreras del Molinillo se encontraban todavía a tope en esta fecha, con generosos neveros en las cotas más elevadas, aportando un notable caudal al río, que bajaba con bravura. Y las panorámicas desde el Peñón de Dílar son fantásticas, agradeciendo el frescor que nos regala la altitud en estos primeros compases del estiaje.

Você pode ou esta trilha