Horas  uma hora 17 minutos

Coordenadas 4626

Uploaded 27 de Abril de 2017

Recorded Abril 2017

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
617 m
596 m
0
1,1
2,2
4,46 km

Visualizado 1060 vezes, baixado 58 vezes

próximo a Daimiel, Castilla-La Mancha (España)

Hora Inicio: 04/23/2017 11:11 Hora Fin: 04/23/2017 12:29
Distancia recorrida: 4,5 km (01:17) Tiempo en movimiento: 01:02
Velocidad media: 3,46 km/h Vel. en Mov.: 4,29 km/h Velocidad Máxima: 6,58 km/h
Altura Mínima: 596 m Altura Máxima: 617 m
Velocidad Ascenso: 90,2 m/h Velocidad Descenso: -73,7 m/h
Ganancia Altitud: 51 m Pérdida Altitud: -38 m
Tiempo Ascenso: 00:34 Tiempo Descenso: 00:31

Aunque solo visitamos "la mitad" del parque, realizamos el itinerario de la Laguna Permanente y la Isla del Pan, debimos dejar de lado el itinerario de La Torre de Prado Ancho, con lo que el recorrido final estaría bastante por encima de los 4kms. que recorrimos



Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel
Las Tablas de Daimiel constituyen el último representante de un ecosistema característico de La Mancha denominado tablas fluviales, un humedal de alto valor ecológico e inestimable belleza.

Centro de Visitantes Telf. 34 926 693 118
Situado a 11 kilómetros de Daimiel se toma un desvío señalizado en la N-430 hasta el Centro de Información del Parque.






El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, uno de los quince Parques Nacionales declarados en España, es el último representante de un ecosistema característico de La Mancha denominado tablas fluviales, formado por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en sus tramos medios favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno. La distinta naturaleza y estacionalidad de estos ríos, junto con la interconexión de las aguas superficiales y subterráneas en la zona, son los factores que ofrecen una gran singularidad a este espacio natural.

Las Tablas de Daimiel han sido colonizadas por el hombre desde la Cultura de Las Motillas en la Edad del Bronce (1500 a. C.) hasta nuestros días. Han sido muchos los ilustres personajes que han conocido este espacio natural, desde que en 1325, el Infante Don Juan Manuel en el Libro de la Caza hiciera la primera referencia escrita las Tablas.



La vegetación en Las Tablas se presenta como un mosaico de asociaciones que se alternan en función de la salinidad, estacionalidad de las aguas, materia orgánica, etc. Son características las praderas sumergidas de algas conocidas como ovas fuente alimenticia de numerosas aves acuáticas. En cuanto a la vegetación palustre son varias las formaciones que caracterizan el paisaje: la Masiega una de las formaciones más características del Parque; el carrizo distribuido por la periferia del Parque y la enea en las zonas más profundas. El taray representa la vegetación arbórea, formando bosquetes que rodean las islas

Todos los grupos faunísticos están representados en Las Tablas, aunque el más representativo es el de las aves acuáticas, cuya presencia confiere al Parque importancia internacional. Entre las aves más representativas que habitan Las Tablas observamos el pato colorado, el ánade azulón, la garza imperial, la garceta común, la garcilla cangrejera, el somormujo lavanco o el porrón europeo. Abundan las fochas y las pollas de agua junto a limícolas como cigüeñuelas o avocetas.

El MOLINO DE MOLEMOCHO, situado a las puertas de entrada del Parque Nacional, es uno de los molinos hidráulicos que durante siglos se han ubicado sobre los ríos para aprovechar la fuerza del caudal de agua. Molemocho fue uno de los molinos harineros más importantes y antiguos, dado que ya aparece mencionado en 1575 en las Relaciones Topográficas mandadas hacer por Felipe II. En la estancia en Las Tablas es obligada su visita.




ITINERARIOS
La visita al Parque se realiza a pie a lo largo de los siguiente itinerarios, partiendo todos ellos del Centro de Recepción de visitantes:

Itinerario de la Laguna Permanente. 800 metros de longitud.
Itinerario de la Isla del Pan. 2000 metros de longitud. Conectado con la Laguna de Aclimatación
Itinerario de Prado Ancho. 1500 metros de longitud.

ALGUNAS RECOMENDACIONES
Llevar ropa y calzado cómodo para la visita
Ir provisto de agua potable
Llevar prismáticos y las guías de campo para la identificación de las distintas especies
Realizar la visita en silencio y sin prisas
Procure visitar Las Tablas a primera hora de la mañana o a última de la tarde

RECONOCIMIENTOS
Parque Nacional (1973)
Reserva de la Biosfera
Humedal de Importancia Internacional por el Convenio Ramsar
Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA)

VISITAS GUIADAS AL PARQUE NACIONAL
Guías del Parque nacional
Servicio gratuíto
Reservas: www.reservasparquesnacionales.es
Empresas de turismo activo (consultar tarifas y horarios)

Historia
Una de las primeras referencias conocidas de Las Tablas de Daimiel se encuentra en el "Libro de la Caza" del Infante D. Juan Manuel, allá por el año 1325 quien las describe como un lugar propio para la caza y donde afirma que su pertenencia corresponde a la Orden de Calatrava.

También se describen en las "Relaciones Topográficas" mandadas realizar por Felipe II en 1575, quien quedó tan satisfecho de este lugar que ordenó que se guardasen muy bien.

A mediados del siglo XIX, las Tablas adquieren gran fama como magnífico lugar de caza, como así lo divulga D. Francisco Marti de Veses, que impulsa la Sociedad de Cazadores. En particular, el General Prim en 1870 y el rey Alfonso XII en 1875 cazaron en estos parajes. Ya en 1959 se dicta la Orden Ministerial por la que se prohibe definitivamente la caza en las Tablas y en 1966 Las Tablas de Daimiel se convierten en Reserva Nacional de Caza, reconociéndose la necesidad de iniciar un programa de protección y conservación de la fauna.

Hacia 1956 se pone en marcha un gran proyecto de desecación que afecta a más de 30.000 hectáreas de las cuencas de los ríos Guadiana, Záncara y Gigüela. Frente a este proyecto, destacó a favor de este entorno la voz de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza que, en 1963, incluye este paraje como área húmeda preferente del Continente Europeo.

Pero es a partir de los años 60 cuando comienzan los malos tiempos para las Tablas. Por un lado se aceleran las obras de canalización de los ríos manchegos desecando la zona y, por otro lado ya a comienzos de los 70, una extensión salvaje de regadíos acaba con los recursos hídricos del subsuelo. En pocos años el río Guadiana queda definitivamente seco produciéndose un desastre ecológico y geológico de graves consecuencias. La turba comienza a arder, bien de forma espontánea o inducida por incendios en tierras colindantes, produciendo vapores que salen a través de las grietas del terreno.

Como medida de protección y de finalización de la desecación de este enclave, se declara en 1973 el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y se crea una zona de Reserva Integral de aves acuáticas dentro del mismo y en 1980 se reclasifica el Parque Nacional.

En 1981 se incluye en el Programa MaB (Hombre y Biosfera) al declarar a la Mancha Húmeda como Reserva de la Biosfera. En 1982 se reconoce como Humedal de Importancia Internacional por el convenio Ramsar. En 1988 se califica como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).



La intensa lluvia caída en los años 1996 y 1997 traen de nuevo la vida al parque, es ahora cuando debemos hacer propuestas para conservar y asegurar la continuidad del Parque Nacional y en general de la Mancha húmeda.

Relación del hombre con las Tablas de Daimiel a lo largo del tiempo
Desde muy antiguo el hombre ha sabido aprovechar los abundantes recursos que les ofrecía este medio. La presencia humana en Las Tablas se remonta a las primeras culturas prehistóricas palustres que las habitaron en la Edad del Bronce (1500 a.C.).


Molino de Molemocho
Una de las modificaciones humanas más importantes hasta el siglo XX han sido los molinos. La fuerza con la que corría el agua de los ríos podía mover piedras de moler; así, en Las Tablas y sus alrededores se llegaron a contabilizar hasta 14 molinos, alguno de los cuales se remonta a la Edad Media. Los molinos eran núcleos sociales donde se molía el trigo, se vendía la pesca y la caza, se podía comer, dormir e intercambiar productos.

Las virtudes venatorias de este humedal han sido las más conocidas ya que la mayor parte de la historia de Las Tablas de Daimiel ha sido escrita por cazadores. Ya desde antiguo, tenemos constancia documentada de esta actividad, así, en el siglo XIV, el Infante Don Juan Manuel se refiere a ellas en su "Libro de Caza". También se menciona en las Relaciones Topográficas de Felipe II. El General Prim, Alfonso XII, Alfonso XIII y Franco también cazaron patos en estos parajes. Los patos y jabalíes eran las principales presas, aunque allí, para comer se cazaba de todo.

La gente del río se regía por reglas no escritas que todos respetaban en relación a la propiedad de las trochas, las zonas de pesca, etc.



A finales del siglo pasado se introdujo el cangrejo autóctono (Austropotamobius pallipes). Pronto hubo más de 300 familias dedicadas a la pesca del cangrejo. Los garlitos de mimbre se introducían por la noche en el agua con un cebo de pescado en su interior. Un pescador podía echar al agua 300 o 400 garlitos por noche. El cangrejo autóctono desapareció por una plaga de hongos y por los efectos negativos del proyecto de canalización y desecación de ríos y humedales que, por entonces, se estaba realizando en el entorno. Paralelamente se introdujo el cangrejo americano (Procambarus clarkii) pero la reducción de la superficie encharcada hizo que esta fuente de riqueza disminuyera hace 20 años.


La pesca con redes también era importante. Barbos, carpas y bogas se han pescado y comido desde la Edad Media.



La masiega se segaba y se utilizaba como combustible; serijos y esteras eran elaborados con enea y el carrizo se utilizaba en los techos de las casas.



El equilibrio del hombre con el humedal se rompió hace unas décadas. Las actuaciones para desecar La Mancha húmeda precedieron a la explotación desmesurada de los recursos hídricos almacenados desde hace siglos en el subsuelo.

La sucesiva extracción de un volumen de agua muy superior a la recarga media anual fue provocando un desembalse importante del acuífero que se tradujo en un descenso progresivo del nivel freático, cuya principal consecuencia fue la anulación de las descargas naturales que se producían en los Ojos del Guadiana y en Las Tablas de Daimiel.

Las administraciones han puesto en marcha diversas medidas para restaurar el funcionamiento natural del ecosistema, cuya evolución se analiza rigurosamente. La conservación de Las Tablas de Daimiel no debería ser un conflicto entre intereses económicos y conservacionistas, sino la garantía de la explotación racional y sostenible de un recurso renovable tan vital como el agua.

Arbol típico de la zona
Hoy con bastante gente por las Tablas
Y punto de observación de aves


Nombre: Segment 1
Hora Inicio: 04/23/2017 11:11
Hora Fin: 04/23/2017 12:29
Distancia recorrida: 4,5km (01:17)
Tiempo en movimiento: 01:02
Velocidad media: 3,46 km/h
Vel. en Mov.: 4,29 km/h
Velocidad Máxima: 6,58 km/h
Altura Mínima: 596 m
Altura Máxima: 617 m
Velocidad Ascenso: 97,6 m/h
Velocidad Descenso: -82,8 m/h
Ganancia Altitud: 57 m
Pérdida Altitud: -45 m
Tiempo Ascenso: 00:35
Tiempo Descenso: 00:32

2 comentários

  • Foto de LINES1960

    LINES1960 27/abr/2017

    I have followed this trail  View more

    Bonito lugar, un dia de sol espectacular.
    Lastiima que no estuviese con mas agua y no hubiese mucha fauna, ese dia solo.vimos peces y algun pato, pero la visita merecio la pena.

  • Foto de kohan_1994

    kohan_1994 6/mai/2017

    Muy chula excursion.
    Bonito lugar. Menudo fin de semana llevais por Almagro

You can or this trail