Coordenadas 181

Uploaded 29 de Abril de 2014

Recorded Abril 2014

-
-
383 m
284 m
0
2,2
4,4
8,78 km

Visualizado 1807 vezes, baixado 20 vezes

próximo a Villa Cerro Castillo, Aisén (Chile)

Conocer esta pequeña villa es sinónimo de conectarse con la historia. Primero con los tehuelches, que dejaron plasmadas sus huellas en las rocas. Luego con sus aguerridos colonos, que llegaron a vivir a un sitio 100% dominado por la naturaleza. Y, por último, con sus actuales habitantes, que luchan por mantener vivas las antiguas tradiciones camperas.
Villa Cerro Castillo es ese pequeño poblado ubicado a los pies de una de las montañas insignes de la Patagonia. Cada mañana sus pobladores tienen el privilegio de abrir la puerta de su casa y encontrarse con ese monte de enormes puntas de hielo y roca, que hacen honor al nombre de castillo. Muchos de sus habitantes son descendientes de los pioneros que llegaron a este sitio hace casi un siglo, trabajando junto a compañías ganaderas que se establecieron en Aysén o en busca de nuevas oportunidades. Estos colonos y sus familias tenían que ser auto suficientes, porque en esa época no había caminos, ni almacenes con mercadería, ni mucho menos comunicaciones. La naturaleza y el clima dominaban y ellos tenían que hacerle frente. Lo hicieron con esfuerzo, trabajando en ganadería ovina y bovina, desarrollaron también la crianza de caballos y años después la de caprinos.
Una antigua escuela convertida en un moderno salón museológico. Otro ejemplo de la importancia que los habitantes dan a su propio patrimonio y tradiciones, está a pasos de la villa por la Carretera Austral hacia el sur. Toma el desvío hacia la izquierda (cruce señalizado) y a aproximadamente un km, llegarás a la primera escuela que funcionó en el lugar, recién restaurada y reconocida como Monumento Nacional. Este impresionante edificio de dos pisos fue construido por los pobladores de la zona durante 1955 y funcionó por 16 años. Su construcción utilizó materiales y técnicas tradicionales, sus paredes exteriores son de ladrillos, el piso y tijerales son de madera y el techo de tejuela. Durante los últimos años, la escuela fue restaurada y en enero de 2014, fue inaugurado como Salón Museológico. Ahora los visitantes pueden conocer este hermoso edificio y a la vez aprender a través de su moderna museografía sobre la colonización del valle Ibáñez y sobre los primeros habitantes de la zona, grupos cazadores-recolectores que recorrían y cazaban en estas tierras hace más de 5 mil año
Sigue las huellas milenarias de los tehuelches El valle del río Ibáñez es uno de los más importantes de la Patagonia Central por su impresionante riqueza arqueológica. Científicos han registrado aproximadamente 80 sitios arqueológicos y casi la mitad contiene arte rupestre. Existen vestigios de la cultura tehuelche en toda la cuenca del lago General Carrera, especialmente el sector del río Ibáñez, sin embargo, no todos los sitios están abiertos al público, por lo que el Paredón de las Manos, ubicado a sólo a 200 metros de la Escuela Antigua, es una excelente oportunidad para acercarte a esta antigua cultura de la Patagonia y ver de cerca las huellas que dejaron los tehuelches. Después de una corta caminata llegarás al Paredón de las Manos, una pared rocosa donde se encuentran plasmadas manos de adultos y niños, que datarían de hace unos 5 mil años. Los tehuelches fueron evolucionando en su estilo artístico: al principio hacían escenas de cacería de guanacos (que se pueden ver en Chile Chico), después empezaron a marcar manos en negativo y positivo, para luego plasmar figuras abstractas. Pintaban con una mezcla de tintes, incluso sangre, que lo ponían en la boca y escupían por un hueso ahuecado de guanaco.
Después del puente chacano se debe tomar a la izquierda en la señalética que dice Alero las Manos.
Es un lugar histórico, en el que descansan los restos de los primeros habitantes del sector.
Plaza recientemente remodelada, en su entorno se encuentran la sede comunitaria, la cancha de la taba, la escuela, el gimnasio.
Es un monumento tallado en madera de gran tamaño de un hombre sebando su mate y de su perro, invitando a los visitantes a tomar mate con él.
Esta cancha es utilizada por los pobladores en cada reunión social que se realice.
Escultura de cemento que refleja un arriero caminando contra el viento con su fiel perro.

Comentários

    You can or this trail